Inicio Gourmet Madeline au Truffle, el chocolate más caro y exquisito del mundo con...

Madeline au Truffle, el chocolate más caro y exquisito del mundo con trufa de Perigord

269
0
Compartir

Madeline au Truffle, el chocolate más caro y exquisito del mundo con trufa de Perigord

 

Dicen que es el preferido de Oprah Winfrey, pero no podemos asegurarlo. Lo que sí podemos afirmar es que el chocolate más caro del mundo: creado por el maestro chocolatero danés afincado en Estados Unidos Fritz Knipschildt y reconocido como tal tanto por la revista «Forbes» como por el Libro Guinness de los Records. Es en realidad una trufa artesana de 42 gramos de peso con nombre propio, La Madeline au Truffle.

Lo mejor de cada casa, eso es lo que lleva La Madeline au Truffle, empezando por la trufa francesa de Perigord alrededor de la que se da forma a esta pieza exquisita, y terminando por la bolsa de oro que la envuelve en el momento del envío.

Elaboradas a mano y de una en una en Norwalk, Connecticut, Estados Unidos, cada una de las piezas de este chocolate esconde en su interior una auténtica trufa francesa de Perigord. Ese escaso hongo, que por sí solo ya tiene un precio de alrededor de 850 euros el medio kilo, se rodea a continuación con una ganache elaborada con un 71% de chocolate negro ecuatoriano (de este país es el mundialmente apreciado Pacari) mezclado con crema fresca que, previamente, ha sido infusionada con las vainas de vainilla y el aceite de trufa puro de origen italiano. A continuación, se baña la esfera resultante en chocolate negro de Valrhona, uno de los mejores del mundo, y por último se espolvorea sobre ella una capa de polvo fino de cacao.

 

 

El resultado de la receta es pura exquisitez para los aficionados al sabor del chocolate, pero en el caso de La Madeline au Truffle su autor -al que muchos llaman el Willy Wonka de Connecticut– no se ha conformado con eso sino que, una vez conseguido el contenido, ha intentando que el continente esté a la altura. Cada una de las trufas -de unos 5 centímetros de diámetro- se presenta envuelta individualmente en una bolsa de oro, y colocada sobre una cama de perlas de azúcar dentro de una caja de plata que se cierra atándola con una cinta, como si fuera una joya. El resultado es una presentación tan exquisita como la trufa que esconde en su interior.

El precio de cada una de estas trufas es de 210 euros.

El precio de cada una de estas trufas es de 210 euros (2.190 euros por medio kilo aproximadamente) pero, su creador asegura que «lo que realmente hace que la trufa Madeline sea tan exquisita es el tiempo y la energía empleados en cada una de ellas«. La ganache, por ejemplo, debe ser azotada repetidamente hasta conseguir una textura lo más suave y sedosa posible y después dejarla enfriar. «Es un proceso largo y penoso – explica Knipschildt – y cuando eres consciente de cuánto trabajo lleva, te das cuenta de que vale la pena cada céntimo».

Dado que son un producto fresco, las trufas se elaboran siempre bajo pedido, y en un plazo de 14 días desde la fecha de la orden. Su vida útil es de 7 días, algo a tener en cuenta si se hace un pedido desde España a través de su web.

 

https://www.expansion.com/

Marta Negrete